Especializado en conservación-restauración de escultura y mobiliario

Aplicando las ultimas técnicas y atendiendo a rigurosos criterios para su conservación.

Madera

Piedra

Metal

Cerámica

Luz y fotografía con microscopio electrónico.

La madera es sensible al ambiente que la rodea y está expuesta a multitud de agentes que pueden deteriorarla (xilófagos, humedad, sequedad etc).

Para su conservación será necesario desinfectar la pieza, consolidarla, reintegrarla.

Normalmente la policromía necesitará restauración.

Apóstol de Europa.

El granito, material de construcción por excelencia en Galicia, generalmente sufre alteraciones de origen biológico.

En el mármol, en cambio, las alteraciones más importantes se deben a la contaminación (lluvia ácida).

Identificaremos los agentes de alteración y aplicaremos el tratamiento más adecuado para su conservación.

Bronce oxidado

Para protegerse, los metales forman productos de corrosión que denominamos «pátina». La corrosión es un deterioro a consecuencia de un ataque electroquímico por su entorno.

Una intervención correcta será aquella que identifique y valore correctamente cada situación, aportando soluciones, sin eliminar aquello que se considera paso del tiempo.

Madres

La palabra «cerámica» procede del griego antiguo κεραμική (keramiké). Con esta palabra designamos el proceso, la técnica y el conjunto de objetos que con ella se fabrican.

Para su restauración identificaremos, dataremos, y determinaremos el grado de cocción y la naturaleza de engobes, pinturas, vidriados y otras técnicas.

Somos especialistas en  restauración de mobiliario aplicando los mejores tratamientos  para su conservación.

Plásticos, marfil…

Otros materiales

Los materiales plásticos han adquirido una gran importancia. Su versatilidad y mezclas permiten una gran cantidad de acabados diferentes, haciendo que su conservación se complique.

Uno de los tipos de degradación más importante es la degradación por radiaciones. Su bloqueo, bajas temperaturas, o el uso de estabilizadores son algunas de las soluciones para su conservación y restauración. El marfil, hueso y el nácar son materiales muy sensibles, por lo que tanto su conservación como su restauración requieren de una especial delicadeza.

Conservación preventiva

Planes de conservación

La conservación preventiva es el futuro de la conservación-restauración. Las obras de arte se ven muy afectadas, entre otros factores, por las condiciones expositivas de luz, temperatura y humedad.

Para obras, colecciones y museos debe ser prioritario disponer de un correcto Plan de Conservación Preventiva.

Estudiar las características de cada obra o colección nos ayudará en su adecuada conservación, siendo necesario conocer y cuantificar los factores que crean condiciones favorables o desfavorables. Una vez establecido todo lo anterior, se podrá abordar un protocolo de mantenimiento y conservación preventiva.

Creemos que lo correcto es conservar las obras antes que restaurarlas. Si coincide con nosotros y tras estudios pormenorizados, podemos abordar la realización de su Plan de Conservación Preventiva.

Tratamientos e identificación de maderas

Insectos xilófagos

Los principales agentes de degradación de la madera son de origen biótico (organismos vivos), por ejemplo, los hongos que provocan su pudrición, aunque sin duda, uno de sus mayores enemigos son los insectos xilófagos.

En caso de que la obra sufra algún tipo de ataque de estos insectos es importante ser respetuosos con la obra, con nosotros y con el medio ambiente. Su eliminación requiere de tratamientos específicos y a la vez efectivos y, entre ellos, consideramos que la anoxia es uno de los más interesantes.

Los insectos xilófagos son un gran peligro para las obras de arte, causan grandes deterioros y pueden llegar a provocar su destrucción total. Sólo en la península se calculan unas 50 000 especies.

Cómo reconocerlos

La madera es su fuente de alimentación y a la vez refugio donde ponen los huevos. Producen dos tipos de deterioro: físico y químico. Para su reconocimiento debemos fijarnos en su aspecto externo, en las galerías que construyen, larvas, excrementos, huevos, etc., ya que su forma y tamaño nos ayudará en su identificación.

Identificación 

Fragmento de madera con microtomografía computerizada

Lámina delgada de Taxus baccata

Para la identificación de maderas generalmente es necesaria la toma de muestras.
Este estudio se lleva a cabo a través de su morfología, se estudian las tres direcciones de corte: radial, tangencial y transversal y, por comparación de estructuras, identificamos la especie a la que pertenece.
Con la utilización de nuevas tecnologías, como la microtomografía computarizada (micro CT) de rayos X, es posible la identificación de las diferentes especies de madera utilizadas en Patrimonio, sin toma de muestra o con muestras mínimas.
Conocer la madera es de suma importancia para su conservación, documentación, historia etc.